See other templatesContacta con nosotros

Suscríbete a nuestro Newsletter





Joomla Extensions powered by Joobi

lonely-814631_640.jpg

Interesarnos por mostrar una buena apariencia física entra dentro de los límites de la normalidad, es una preocupación que viene asociada a la propia existencia del ser humano, a ofrecer cierto grado de belleza y en especial a mantenerse joven.

 

Sin embargo las sociedades, en especial la occidental, no son conscientes de la presión social existente en cuanto a los estereotipos de belleza, sobre su glorificación, el culto desmedido a la juventud, por lo que nada debe sorprendernos que sean numerosas las personas preocupadas en exceso, de forma incluso obsesiva, por su apariencia e imagen corporal primando la delgadez y dejando de lado lo más importante y prioritario, su salud.

Los cánones de belleza han variado a lo largo del tiempo y lo seguirán haciendo. Si hace unos siglos las carnes voluminosas eran lo más, hace pocos años las pasarelas se tornaban desfiladeros de mujeres anoréxicas. Actualmente movimientos de protesta civiles, así como  la denuncia de profesionales y modelos parece que están haciendo que las aguas vuelvan a su cauce aunque aún queda trayecto…..

La realidad demuestra, con números de rendimiento económico, que una de las industrias más prósperas son las de tecnologías y productos dedicados a la belleza sin olvidar el alto porcentaje de intervenciones de cirugía plástica que se practican en muchos países del mundo. Ocupando España un lugar destacado.

El sexo femenino sigue sobresaliendo como el que presenta mayor preocupación en este sentido aunque el hombre también se ha incorporado en los últimos años a esta tendencia del culto al cuerpo. Cierto interés por la apariencia física entra dentro de lo normal, como decíamos al principio, pero si esta preocupación es exagerada, obsesiva y perturbadora para nuestra salud nos encontramos con la necesidad de la intervención de profesionales que corrijan esta patología conocida como Trastorno Dismórfico Corporal.

Un estilo de vida saludable en el que se sumen una correcta alimentaciónactividad física y equilibrio emocional será la mayor garantía para conseguir esa ansiada belleza que en la mayoría de ocasiones es el reflejo de una salud completa que emana desde el interior.

 

Comparte nuestro contenido !!

Busca entre nuestros artículos...

Volver